BALCONEANDO | DECISIÓN SALOMÓNICA | Alejandro Barañano

Ayer por tercera vez consecutiva, diversas voces y grupos se reunieron en la sede del CONGRESO DEL ESTADO, y lo hicieron bajo la premisa que se daría la segunda lectura al dictamen para la modificación de los artículos 144 Ter y 144 Quáter del Código Civil, con la cual se abriría paso a la por demás polémica “LEY DE IDENTIDAD”.

Sin embargo el coordinador de la Fracción Parlamentaria de Morena, el diputado JOSÉ MARÍA AVILÉS CASTRO, anunció desde la máxima tribuna que como un acto de responsabilidad y en plena congruencia democrática, se decidió no realizar tal lectura del dictamen antes referido, ello para dar tranquilidad de la sociedad y a la par para prevenir algún acto de violencia en contra de quienes discrepan así como de quienes coinciden con el tema.

Ante tal decisión, precisó que el PODER LEGISLATIVO no ha hecho oídos sordos ni a la manifestación ni a los reclamos de quienes se oponen a la reforma, ni mucho menos a quienes promovieron la iniciativa porque buscan a través de ella que el ESTADO DE DERECHO sea igual para todos los habitantes de Baja California Sur.

Por ello el diputado “CHEMA” AVILÉS pidió hacer uso de todos los mecanismos administrativos, legales y de procedimiento que hay dispuesto para resolver las controversias, asegurando que es innegable que quienes promovieron la iniciativa han recurrido a lo que en la constitución y las leyes locales les es conferido.

Y es que después de tres días de muchos “gritos y sombrerazos”, al fin parece que se pudo entender que tal y como lo marca la ley, las personas deben de tener 18 años de edad cumplidos para pedir el levantamiento de su IDENTIDAD SEXO-GENÉRICA, dejando en paz a los MENORES DE EDAD de una vez por todas, pues como muchas voces han venido sentenciando: ¡CON LOS NIÑOS NO HAY QUE METERSE!

En contraparte a lo anterior, el diputado ARMANDO MARTÍNEZ VEGA también hizo uso de la tribuna para exponer su total rechazo a la “LEY DE IDENTIDAD”, esto al considerar en entre otras razones, que la iniciativa debió haber sido consultada primero con la sociedad y con los especialistas, para así poder revisar el dichoso dictamen a fondo antes de tomar una decisión como se pretendió hacer.

Al referirse el mismo ARMANDO MARTÍNEZ a los acontecimientos presentados a partir de la primera lectura del dictamen de la “LEY DE IDENTIDAD”, conminó a sus homólogos a rechazar el dictamen en definitiva, razón por la cual celebró que fuera retirada la segunda lectura en atención a las manifestaciones que se habían venido presentando por parte de varios sectores y grupos de la sociedad, pidiendo que quedará asentada en el acta de la sesión de ayer la eliminación definitiva de la iniciativa.

Creo, sin temor a equivocar, que todo este marasmo nos deja una enseñanza, y que no es otra cosa más la ciudadanía debe de ser considerada siempre en las todas decisiones de quienes gobiernan y elaboran leyes, ya que ello será un parámetro para que cada día se hagan mejor las cosas, dejando demostrado que ejercer el derecho legítimo de manifestarse sirvió para que las decisiones o mejor dicho, imposiciones de algunos miembros del CONGRESO DEL ESTADO no pudieran lacerar los verdaderos intereses de los sudcalifornianos; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *