BALCONEANDO | ¡MAESTRO Y PUPILO! | Alejandro Barañano

Por Alejandro Barañano

Actualmente en el MUNICIPIO DE LOS CABOS existen alrededor de 35 mil personas que habitan en invasiones provocadas por líderes que instan a apoderarse de terrenos de particulares, o en algunos casos predios federales que se ubican en zonas de alto riesgo.

Ante esto, el actual regidor JOSÉ CATARINO FLORES CASTRO ha sido identificado por muchos como uno de los que han provocado las invasiones en la geografía austral, y su líder moral –para quien no lo sepa– es ni más ni menos que el ex gobernador y actual asesor del Gobierno del Estado, NARCISO AGÚNDEZ MONTAÑO, mismo que años atrás fue denunciado por dedicarse al igual que su excelso pupilo a la invasión de predios.

Quizá muchos no recuerden que fue en mayo del año 2020, cuando el TAIMADO REGIDOR fue detenido por ultrajes a la autoridad junto con siete individuos y entre ellos estaba su hermana y un sobrino. Además también se le acusó de despojo y de lo que resultara, y se presume que estuvo detenido en 2017 sobre todo por invadir terrenos.

Tan es cierto esto, que en diciembre del año 2016, la DIRECCIÓN DE CONTROL DE CRÉDITOS Y COBRANZA COACTIVA trató de notificar al líder invasor ahora elevado a la sazón de regidor, en un domicilio ubicado en Avenida Leona Vicario de la colonia Lomas del Sol tercera etapa en Cabo San Lucas, pero le fue imposible.

Por ello la dependencia del Gobierno del Estado intentó hacer contacto con JOSÉ CATARINO FLORES CASTRO mediante un mandamiento de ejecución federal SFyA/SSF/DCCCC/CDC-1338/2017, pues se pudo comprobar que se trataba de un crédito fiscal que obedecía a una sanción de índole federal.

Ante ello fue la PROCURADURÍA FEDERAL DE PROTECCIÓN AL AMBIENTE quien emitió un crédito fiscal por un millón 351 mil 240 pesos a través del oficio PFPA/10.3/2C.27.2/0046-16, y según un especialistas de la institución con quien se habló, se debió por el desmonte de varias hectáreas de terreno para poder ser invadidas.

El crédito fiscal en cuestión del cual hablamos fue identificado con el número económico 11-29484/17 bajo el concepto de multa administrativa federal no fiscal emitido el 18 de mayo de 2017, emitida por la PROCURADURÍA FEDERAL DE PROTECCIÓN AL AMBIENTE.

Durante años, el denominado GRUPO LOS CABOS se ha dedicado a invadir tierras de particulares y del Gobierno Federal por tratarse de zonas de alto riesgo, y justo hace algunos días, uno de los líderes de dicho grupo fue nombrado titular de la PROMOTORÍA DE DESARROLLO FORESTAL, la cual anteriormente conocida como COMISIÓN NACIONAL FORESTAL, encargada de definir el uso del suelo forestal.

Ahora otra invasión se ha venido dando en Cabo San Lucas. Se trata de VALLE DE CABO BAJO, ubicada en el cauce del Arroyo Salto Seco y que ya está a la venta por líderes que controlan estos terrenos irregulares y donde presuntamente han familias que han sido acarreadas por un familiar del mismísimo regidor JOSÉ CATARINO FLORES CASTRO.

Lo peor del caso es que ya se verificó que los terrenos se encuentran en pleno cauce de un arroyo y que las casas en su mayoría están siendo construidas solo de madera y cartón, delimitándose los predios por meros palos de madera enterrados con una piola de color azul que enmarca los linderos de los lotes. ¡QUIHÚBOLE!

Curiosamente todo este se gesta en víspera de nuevas elecciones, tal y como el padrino de JOSÉ CATARINO FLORES CASTRO, o sea NARCISO AGÚNDEZ MONTAÑO lo acostumbró hacer en épocas pasados. ¿Curioso no? Luego entonces es fácil observar y aclarar quien realmente está meciendo la cuna de la corrupción y las pillerías, llevándose agua solo a su molino; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCOENANDO. . .  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *