BALCONEANDO | PAPA CALIENTE | Alejandro Barañano

BALCONEANDO / PAPA CALIENTE

Por Alejandro Barañano

Ayer no fue propiamente un “día de campo” lo que tuvieron que vivir algunos de los diputados que conforman la actual Legislatura del CONGRESO DEL ESTADO, pues una vez más –por segunda ocasión consecutiva– ciudadanos, líderes religiosos, partidos políticos y representantes de diversos sectores sociales los volvieron encarar por el asunto de la llamada “LEY DE INDENTIDAD”, y que no es más que otra cosa que una supuesta iniciativa ciudadana que fue propuesta por asociaciones civiles por la defensa de la diversidad género.

Tal parece que los “magnánimos” legisladores con que se cuenta en BAJA CALIFORNIA SUR no terminan de entender que el sexo biológico NO PUEDE CAMBIARSE pues está implícito en cada célula de nuestro cuerpo, esto desde la concepción hasta la muerte.

Lo que sí se puede cambiar, es que una persona adulta elija su orientación sexual, pero 13 de los 21 diputados locales no aceptan que un menor carece de la MADUREZ PSICOEMOCINAL para hacerlo, por lo que mejor deberían de dejar en paz a los menores y dedicarse a ver por el bien social mediante la elaboración de leyes sustentadas y bien socializadas, que por cierto mucha falta hacen.

Esa “LEY DE IDENTIDAD” que han puesto en boga los diputados, no es otra cosa que una iniciativa con la que se pretende alterar el REGISTRO NATAL DEL SEXO BIOLÓGICO de los niños sudcalifornianos, sustituyéndolo por un «género» diferente al que tienen, y por ende se atenta en contra del SANO DESARROLLO DE LOS INFANTES, pues la quieren legislar aun en contra de la voluntad de los progenitores, atentando directamente en contra del ORDEN NATURAL y la autonomía rectora de los padres en el núcleo familiar.

Ojala y rectifiquen su proceder los diputados en torno a ese asunto que tanta polémica ha causado, y acepten que están legislando solo a favor de una MINÚSCULA MINORÍA a la que están privilegiando de modo descarado, razón por lo cual quienes ayer se manifestaron en la Sala “José María Morelos y Pavón” están decididos a oponerse a la alteración del registro natal del sexo biológico de los menores de edad para ser sustituido por un «género» que no es de su elección.

Hablando con el jurisconsulto ARTURO RUBIO RUÍZ sobre este caso, me explicaba que se está formando OTRO NUDO GORDIANO en la actual legislatura local, pues los 13 diputados que buscan promover la “LEY DE IDENTIDAD” solo quieren cumplir con la agenda progresista, al grado que pretenden apresurar la aprobación de esa reforma para que los menores de edad puedan cambiar de nombre y ALTERAR el registro de su SEXO BIOLÓGICO para sustituirlo por un «género» de su elección, aún en contra la aprobación de sus progenitores. Ese es el meollo de todo esto. No más no menos.

También me explicaba el reconocido abogado, que al aprobarse esta IMPOSICIÓN IDEOLÓGICA se generará –en automático– otra confusa contradicción legislativa más, pues la disparatada reforma refuta sustancialmente diversas disposiciones legales en vigor.

En otras palabras, la XVI LEGISLATURA DEL CONGRESO DEL ESTADO podría aumentar todavía más la larga cadena de «legun contradictio» o contradicciones entre leyes vigentes, pues solo están creando confusión, incertidumbre e inseguridad jurídica.

Así que el HORNO NO ESTÁ PARA BOLLOS y la iniciativa de la llamada “LEY DE IDENTIDAD” seguramente dejara mal parado a más de uno con miras a lo que sigue. ¿O me equivoco?; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *