BALCONEANDO / MILENA: ¡OTRA VEZ EN PROBLEMAS! / POR ALEJANDRO BARAÑANO

BALCONEANDO / MILENA: ¡OTRA VEZ EN PROBLEMAS! / POR ALEJANDRO BARAÑANO

Hay una frase de WILLIAM FAULKNER que reza: “Lo que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia”, y la traigo a colación porque la alcaldesa de La Paz, MILENA QUIROGA ROMERO, no termina de salir de un embrollo cuando ya está metida en otro. 

Y es que resulta que el pasado 9 de mayo la aspirante a participar en las boletas electorales del próximo año, presumió sin ton ni son que se había liberado un acceso a la playa en PUERTO MEJÍA, pero quienes afirman ser propietarios del predio denunciaron que la acción implicó un abuso de autoridad e invasión de propiedad privada, por lo que el AYUNTAMIENTO DE LA PAZ fue acusado de invasión y despojo de dicho predio.

Sí, MILENA QUIROGA ROMERO todavía no termina de digerir el exabrupto que se dio el sábado pasado con los comerciantes del MERCADO ORGÁNICO cuando los propietarios del predio denominado «AGUA DE MEJÍA» que se ubica en la delegación de La Fortuna, expusieron que el gobierno municipal revivió un pleito que ya había resuelto un tribunal en julio de 2016. 

Además afirman con “los pelos de la burra en la mano”, que el predio –que tiene una extensión de más de 65 hectáreas– es de su propiedad desde el 14 de enero del año 2010, y que aunque levantaron una barda de aproximadamente 20 metros de largo dejaron un paso peatonal para todo aquel que quisiera acceder a la playa pudiera hacerlo.

El problema, como se recordará, inició el pasado 8 de mayo, cuando el sobrino del gobernador VÍCTOR MANUEL CASTRO COSÍO, y que cobra a la sazón de secretario general del Ayuntamiento, o sea JORGE PAVEL CASTRO, llegó escoltado por policías municipales y ordenó sin más ni más el retiro de la estructura metálica que había en el lugar.

Y digo que sin más ni más, porque por la vía legal los ahora afectados defendieron que la barda y el portón eléctrico que derribó el “SOBRINO INCÓMODO” no invadían la vía pública ni el camino vecinal, por lo que se logró el acuerdo de no ejercicio de la acción penal, pues el juzgador no encontró la existencia del ilícito reclamado por las autoridades, situación que quedó asentado en la resolución emitida por el Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Quinta Región en la sesión celebrada el 15 de julio de 2016. 

Además, la PROCURADURIA FEDERAL DE PROTECCIÓN AL AMBIENTE concluyó que la construcción se encontraba ubicaba en propiedad privada, y reafirmó que desde hace más de una década existe un paso peatonal abierto a todo aquel que quiera acceder a la playa.

Ahora bien, por estos hechos se presentó una demanda de amparo indirecto ante el Juez de Distrito del Estado con residencia en la ciudad de La Paz, y en la denuncia de hechos levantada ante el Agente del Ministerio Público adscrito a la Unidad de Atención Temprana de la Procuraduría local, se reprochó que la acción del “SOBRINO INCÓMODO” no estuviera sustentada por ninguna autorización oficial.

Si todo lo anterior no fuera poco, cabe decir que en sesión virtual del 6 de junio pasado, el PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO falló a favor de los propietarios del predio “AGUA DE MEJÍA”, por lo que se llamó a las autoridades municipales de abstenerse de emitir y realizar actos de invasión, despojo, allanamiento o actividades similares en el predio, por los que les pidió que volvieran a colocar el portón que JORGE PAVEL CASTRO sin más ni más ordenó derribar el pasado 23 de junio.

Por ello cobra ahora sentido la frase de WILLIAM FAULKNER que dice: “Lo que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia”, pues está visto que MILENA QUIROGA ROMERO no termina de salir de un embrollo cuando ya está metida en otro; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *