22 de junio de 2024

Por Bertoldo Velasco Silva

De unos días a la fecha, se han estado realizando estudios demoscópicos en todo Baja California Sur, en los cuales diversas empresas encuestadoras están midiendo a los políticos de Morena, del Partido del Trabajo como de los aliados Verde Ecologista y Fuerza por México, como un primer filtro para saber qué tanta presencia tienen ante la ciudadanía como para ser partícipes de la encuesta oficial que el partido guinda realizará luego de que lance las convocatorias para la elección de los coordinadores de los comités de defensa de la cuarta transformación, que a la postre serán los candidatos al senado, a las dos diputaciones federales, a las cinco alcaldías como a las 16 diputaciones de mayoría relativa.

He de decir, que son muchos los políticos que están participando en estas encuestas, aunque no son “las oficiales” como lo ha explicado una y otra vez el también el dirigente estatal de Morena, Guillermo Guzmán Cota, pero les va a permitir a todos los personajes que participan saber si se arriesgan a gastar sus recursos o mejor se aplacan y no participan en la encuesta final que realizará el partido mayoritario.

Se sabe que cada uno de los participantes en estas encuestas, está cubriendo los gastos que ello representa, ya que Morena ha dicho que no gastará un solo peso de sus recursos para patrocinar ningún estudio de opinión, porque aún no son los tiempos, y esto se lo ha dicho a todo aquel que se siente “relegado” y que le ha reclamado el por qué su nombre no aparece en ninguna encuesta. Bueno, si no aparece en esas listas es porque no lo han de conocer ni en su propia colonia, lo más probable.

Estas encuestas que se han realizado y que están a punto de concluir su levantamiento, arrojará resultados nada gratos para muchos y de satisfacción para los que resulten con los mejores números. Y los que no estuvieron lejos de los primeros lugares, les servirá para seguir fortaleciendo su trabajo de campo, es decir, acabarse la suela de los tenis recorriendo casas, barios, colonias, ranchos, zonas urbanas, con tal de seguir en la pelea cuando llegue la encuesta definitiva.

Por si aún están levantando esos estudios demoscópicos y llega el encuestador a su casa, ya saben a favor de quién responder.

Lo cierto es que hay algunos políticos que a través de las redes sociales han estado calentando de más el ambiente alrededor de las encuestas anunciándose que ya ganaron, que “están arriba” de sus adversarios. Probablemente sea cierto. Sin embargo, estas encuestas deben recordar no son las definitivas, solo son un termómetro para saber cómo andan en la percepción ciudadana y si aguantarán una verdadera encuesta, la que realmente definirá quien pasa al siguiente proceso.

Para recordar un poco, las dirigencias nacionales de Morena como del PT y del Verde Ecologista, que ya confirmaron esa alianza, ordenaron que el mismo procedimiento en que se eligió “a la corcholata presidencial”, será el mismo para todos los coordinadores de los comités de la defensa de la 4T, es decir, mediante encuesta, y esta, aún no se ha ordenado.

Lo curioso de todo esto, y repito, es que muchos políticos que se sentían que tenían un capital político que los llevaría a participar en estas encuestas, pues no fue cierto, pues desde este mismo procedimiento es para saber cómo andan, si no entraron, es porque carecen de las bases sociales que los respalden para competir. Muchos de ellos, ni lo conoce la sociedad, pero eso sí, exigentes para que sean incluidos. Si no aparecen en los estudios de opinión, es porque no levantan ni el polvo. Así de sencillo.

Habrá otros y otras, que tras estas encuestas si los resultados no son los que esperaban, decidan por voluntad propia ya no participar en la encuesta definitiva y mejor buscar una posible reelección, porque hay algunos que en su cargo actual, pues a lo mejor hicieron buen papel y rindieron buenas cuentas, y como tal, tienen todo el derecho de repetir en el cargo, sobre todo para diputados locales o alcaldes.

De acuerdo a información llegada a este Analista Político, los resultados de esas encuestas se tendrán la próxima semana. Sin embargo, sus resultados no serán públicos, aunque muchos de los participantes hicieron hasta lo imposible por invitar a la población para que cuando llegará el encuestador y este les llamara, depende cuál mecanismo utilizaron y qué empresa contrataron, les favoreciera “votando” por el nombre del político/a que anda queriendo cambiar de puesto.

Tampoco sabremos la metodología que utilizaron las empresas encuestadoras, pero sí nos daremos cuenta de quiénes, tras conocer sus números les favorecieron, andarán lurios de contentos, porque prácticamente ya pasaron la primer garita y van por la definitiva. Y sabremos también, quién buscará la reelección o cambiará de objetivo.

Pero eso sí, la próxima semana, si no es que a partir de este fin de semana, empecemos a dar cuenta de quiénes ya van a la segura, y quiénes, se quedan a mitad del camino o quiénes definitivamente mejor se suman a aquellos que la tienen “segura”, cuando menos en el imaginario. Y de ellos, ya daremos cuenta en su momento. Por lo pronto, estas encuestas, aunque servirán de mucho para quienes están en ellas y obtengan buenos resultados, es necesario decir, no son “las oficiales”, estas, las definirá Morena a su debido tiempo, no ahora.

No podemos negar que el resultado que arrojen estas encuestas nos permitirá saber si aquellos que se sienten “amarrados” por “la precisa” y que se olvidaron de BCS en los dos últimos años, se enteren de que los números no les favorecieron. No hay que comer ansias, ya conoceremos cuando menos, los resultados de los que sí, han estado gastando suela, los que han recorrido su distrito local, su municipio, su distrito electoral federal o la entidad entera. Solo es cuestión de tiempo.

Buen día Amigas y Amigos, espero nos puedan favorecer enviándonos sus críticas, comentarios o sugerencias al correo electrónico: bertoldovs@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *