UABCS trabaja proyectos para control de erosión y recarga de acuíferos

  • A través de su módulo experimental “Don Mariano”, ubicado  en la parte alta de la cuenca de La Paz

La Paz, Baja California Sur., 04 de julio (2023).- La Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), a través de su Departamento Académico de Ciencias de la Tierra, cuenta con un módulo didáctico denominado “Don Mariano” en la parte alta de la cuenca de La Paz para el control de la erosión y recarga del acuífero.

Como responsable del proyecto, el Dr. Víctor Sevilla Unda, profesor investigador de la UABCS, detalla que el proyecto parte de la premisa de intervenir en áreas degradadas por la erosión y la actividad pecuaria intensiva.

Para ello, el catedrático explica que se establecieron 4 programas especiales, los cuales abarcan el estudio de los suelos y la geología, la hidrología y modelación, la vegetación del sitio y calidad de agua.

De esta manera, la universidad contribuye a evaluar y seguir los parámetros del ciclo hidrológico en la parte alta de la cuenca, mediante el establecimiento de una estación meteorológica y sensores para medir escorrentía y filtración, realizando labores de monitoreo, clasificación e interpretación de datos hidroclimáticos que sirven para planificar y dar seguimiento a la construcción de obras de infiltración y conservación de suelos.

Destaca que el área de estudio es el de mayor recarga pluvial de la cuenca, presentándose precipitaciones de hasta 300 mm en promedio anual, aunque se observan problemas de pérdida de suelo por erosión hídrica y eólica, acrecentada por el sobrepastoreo. 

De esta manera, se buscan establecer planes de manejo y propuestas de corrección para la restauración hidrológica forestal de diferentes microcuencas o subcuencas, ya que al final éstas drenan a la cuenca de La Paz. 

Además, al ser un módulo experimental y didáctico, ofrece a su alumnado opciones donde su aprendizaje y trabajo se vean aplicados en problemáticas reales, desarrollen investigaciones básicas y se acerquen a la comunidad rural local con proyectos innovadores.

El Dr. Sevilla Unda señala que esta actividad inició aproximadamente en 2017 con apoyo de la Comisión Nacional Forestal, cuando también se firmó un convenio de colaboración con los dueños de los predios, y con algunas asociaciones civiles.

Desde entonces han venido monitoreando el ciclo hidrológico en un espacio de 30 hectáreas, con la colocación de instrumentos en pozos y en las principales cañadas o arroyos que se encuentran en la zona. 

Mencionó que desde entonces, a este proyecto se han sumado estudiantes y cuerpo académico de carreras como Geología, Gestión y Ciencias del Agua y Ciencias Ambientales, convirtiéndolo ya en un módulo experimental interdisciplinario; además de que han recibido visitas de campo de otras instituciones nacionales y extranjeras.

Dijo que la incorporación de jóvenes es una parte importante, pues no sólo se les está formando integralmente; también se les relaciona con los problemas reales de su ciudad, desarrollando profesionales en estos temas para que puedan plantear soluciones en el corto, mediano y largo plazo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *