17 de julio de 2024

MICRÓPOLIS / ¿NO QUE NO TRONABAS PISTOLITA? | Bertoldo Velasco

La candidatura a la diputación federal del 01 distrito, ya estaba pactada entre los partidos políticos Morena-PT, fuese para mujer. ¿La impugnará Mercedes Maciel?

Qué rápido cambian de parecer. ¿No que tenía muy firmes sus convicciones? Que no aceptaría otra candidatura que no fuera la de la alcaldía de La Paz porque tenía que responderle a su equipo de trabajo. Otra posición no le serviría, lo dijo muchas veces en sus monólogos en las redes sociales. Expresó que las encuestas -que él mandó hacer- lo catapultaban directamente a la candidatura y hasta se atrevió a decir que eran estudios de opinión oficiales mandados a hacer por Morena, lo cual fue desmentido inmediatamente.

Finalmente, la decisión que se tomó en la ciudad de México -la noche del miércoles para amanecer ayer jueves-, donde estaban las dirigencias de los partidos de la Alianza “Juntos volveremos a hacer historia”, se definió que sería Manuel Cota Cárdenas, el hijo del ex gobernador perredista, el candidato a la diputación por el distrito electoral federal 01, que comprende los municipios de Mulegé, Loreto, Comondú y La Paz, dejando a un lado a la petista, Mercedes Maciel, a quien por derecho le correspondía dicha candidatura.

Ya sabrá Mercedes Maciel si impugna esta decisión cupular por violentar su derecho de participación de la mujer o por violar las establecidas reglas del juego, porque ya se había confirmado que tanto este como el otro distrito, le correspondían al Partido del Trabajo, y no al Verde Ecologista, por el cual fue siglado el hijo del ex gobernador.

Tras esa decisión, que aclaramos nunca fue resultado de una encuesta sino de un vil dedazo, es como se tomó esta determinación, que todo mundo sabe y el que entiende de política lo confirma, fueron por las presiones políticas del padre del muchacho, del director general de Segalmex, Leonel Efraín Cota Montaño, cabeza de este grupo político que ha sido el causante de las traiciones a la cuarta transformación a través del Partido Verde Ecologista, como lo hizo en las pasadas elecciones del 2021, cuando orquestó que este fuera en contra de Morena y el PT, poniendo a todos los candidatos a los cargos en disputa, desde candidatos diputados locales, a alcaldes y hasta la gubernatura en la persona de Armida Castro, pensando que con ello, derrotaría al actual gobernador Víctor Castro Cosío. Pero todo le Salió mal a Leonel Cota en esas elecciones.

Bien cabría esa frase tan popular en este caso, por lo que dijo una vez y ahora dice otra cosa, como la chimoltrufia ¿No que no tronabas pistolita?

Cuando lo entrevistó mi Colega Giovanny Carlos la mañana de ayer jueves, dijo que él “no sabía como lo habían designado candidato”, pero después cayó en contradicción cuando en ese mismo programa de Radio Miled, afirmó que todo se debía “a su trabajo político”, ¿por qué no dijo la verdad? Que su señor padre fue quien en los alegatos exigió para su hijo la candidatura a la diputación federal.

A un lado quedaron las aspiraciones de quienes se registraron para contender por esa candidatura, el mismo Guillermo Guzmán, ex dirigente estatal de Morena; Venustiano Pérez, Ricardo Velázquez, el diputado Fernando Hoyos y la propia Mercedes Maciel, quien en las elecciones del 2021, perdió ante el actual diputado federal, Marco Puppo.

Todos ellos esperaron ansiosos el resultado de una encuesta donde no participó el hijo del ex gobernador perredista. Todos quedaron con un palmo de narices porque no se dieron cuenta por dónde brincó la liebre. Manuel Cota, pasó pisoteando los derechos de todos esos aspirantes a la candidatura, sin merecimiento alguno, violentando las reglas establecidas en la misma convocatoria lanzada por Morena y por los acuerdos que se fijaron entre los tres partidos, para definir que de los dos distritos electorales federales, uno le correspondía a una mujer, pero esta decisión se la pasaron por el arco del triunfo. ¡Les importó un rábano!

A Manuel Cota no se le podrá olvidar que la candidatura se la quitó a una Mujer que por derecho propio le correspondía. Pero tiene dos municipios donde gobiernan dos mujeres, y las mismas mujeres del Partido del Trabajo que le cobrarán el 2 de junio esa factura, porque la mujer no perdona, esa candidatura, era para ellas.

Manuel Cota, sin haber presentado una intención y mucho menos registro para obtener la candidatura en lo federal, fue designado como titular de la fórmula para ese puesto de elección popular en Baja California Sur por el Distrito Federal 01, mismo que por paridad debía ser para una mujer.

En una acalorada negociación que se dio esa noche negra para la mujer sudcaliforniana, donde brilló por su ausencia el propio interesado, el hijo del ex gobernador perredista, se acordó entre los partidos de la coalición “Seguimos Haciendo Historia”, conformada por Morena, PT y Partido Verde Ecologista de México, otorgar, sin haber sido encuestado, a este joven político, hijo de Leonel Cota Montaño, y del que siempre se mencionó, tiene injerencia en las decisiones del Partido Verde. Ahora quedó más que demostrado, pues no es solo que será el candidato para el puesto en mención, sino que irá siglado por ese instituto político, para que no quede duda de quién manda.

Ayer, en un video-monólogo que difundió, Manuel Cota, dijo: “lo que Manuel, de aquí para adelante pueda construir, va a ser obra y gracia de su trabajo, nunca de negocios otorgados por un dedito”, cuando en la Ciudad de México, ya se había planchado su dedazo. Señaló que en la tranquilidad de ya haber obtenido una candidatura: “hay que atorarle a la chamba, hay que demostrarles que la política se puede hacer sin grilla. En un proyecto político, los que más hacen daño son los que quieren quedar bien”.

No pues nos quedó claro su firmeza en “sus convicciones”, un doble discurso, una doble cara. Y esa, la queremos ver cuando vaya a pedir el voto a la mujer paceña, a la mujer comundeña, a la loretana y a la mulegina.

También, durante esa transmisión que realizó la tarde del 14 de febrero, Manuel Cota, afirmó que a diferencia de “otros”, “él sí ha trabajado por lo que tiene y no lo define el hecho de ser hijo del exgobernador, Leonel Cota”. Acusó de que ha recibido “fuego amigo”, “nos va a tocar salir a trabajar de alguna trinchera, y espero que tengan la capacidad política y que están haciendo mucho billete al amparo del poder, que la política y lo personal no se mezclan”. Ajá, dijo el hijo de… Y en las negociaciones ¿quién empujó a favor de Manuel Cota? Diría la palomilla, como que se mordió la lengua.

Arremetió diciendo que a “su familia y a él, lo define el ser coherentes, que tienen la inteligencia y la capacidad de no tomarse las cosas de manera personal. Yo no soy hijo de un gobernador o de un exgobernador -refiriéndose a el exgobernador, también perredista, Narciso Agúndez-, como algunos otros que sí tienen empresas. Por cierto, Narciso Agúndez también está empujando en el Partido del Trabajo, para que este postule a su hijo Cristián Agúndez Gómez a la candidatura a la alcaldía de Los Cabos. Vaya, ni a cuál de los dos irle.

Nos queda claro, que ambos ex gobernadores no conocen la ética política, los dos empujaron para que sus hijos fuesen postulados candidatos a las alcaldías, uno en La Paz, y el otro en Los Cabos, El primero, ya fracasó, y tal parece que él se conformará, su grupo político no, con la candidatura a la diputación federal; y el segundo, aún piensa que será postulado en una candidatura que ya tiene asegurada el profesor Oscar Leggs Castro, para su reelección.

¿En qué quedó aquello, “o la alcaldía o nada”? En la candidatura a la diputación federal. Pues ¿no que no tronabas pistolita? Lo doblaron con esa candidatura.

Manuel Cota en su monólogo en las redes sociales, dijo que él no tiene “empresas que vendan leche”, porque él, cuenta “con el dinerito de su papá” -Leonel Cota Montaño- y lo que él ha acumulado producto de sus diferentes trabajos. Pues que sepamos, no pagan millones de pesos en puestos a nivel director en el ayuntamiento de La Paz ni mucho menos como representante que fue, del gobierno de Baja California en la ciudad de México, como para que expliqué, además, de dónde sale tanto recurso para financiar su campaña política que viene realizando desde mediados del 2022. ¿Del dinerito de papi? Él lo dijo en su mensaje en redes sociales, ahí está el testimonio, para que luego no anden reclamando que es mentira lo que aquí se escribe.

Tampoco se puede olvidar que el propio Manuel Cota cuando supo que no sería el candidato a la alcaldía de La Paz, en el último bimestre del año pasado, buscó ser el candidato de la alianza PAN-PRI-PRD, y para ello habló con la dirigente estatal del partido azul, Lupita Saldaña, e hizo lo propio con Noé de la Rosa Escalante. En la primera, le cerraron las puertas y en la segunda, habría una posibilidad, siempre y cuando rompiera con la alianza morenista. Pero ahí se fraguaban las esperanzas del hijo del ex gobernador. Demostrando con ello, que no tiene firmeza en esas convicciones que dice tener de defender la cuarta transformación y apoyar la candidatura de Claudia Sheinbaum a la presidencia de la República.

Y eso del “fuego amigo”, el culpable es el propio Manuel Cota, pues desde el inicio de su aspiración fundada o no a la candidatura a la alcaldía de La Paz desde el 2020, mostró que no respeta las decisiones del Jefe político.

Su imposición, realmente no causó sorpresa. Causó malestar entre quienes verdaderamente tenían la esperanza de ser nominados en esa candidatura. Y no fue producto de una encuesta, que hubiese sido lo mejor, sino de un simple dedazo, pisando con ello, los derechos de la mujer sudcaliforniana, que por paridad de género, le correspondía esa candidatura.

Manuel Cota, mal va a empezar su campaña política. Es lo que sucede cuando no se es congruente.

Buen día Amigas y Amigos, espero nos puedan favorecer enviándonos sus críticas, comentarios o sugerencias al correo electrónico: bertoldovs@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *