22 de junio de 2024

 POR ARIEL VILCHIS 

 Lo que pudo ser un festejo y una muestra de apoyo contundente hacia la coordinadora del Frente Amplio por México, Xóchitl Gálvez, terminó desenmascarando al panismo sudcaliforniano: Sin fuerza, sin liderazgo, sin conectar con la ciudadanía.

 Una sólo cosa debían hacer los panistas y la hicieron mal. La dirigente Lupita Sal-daña y compañía no se esforzaron lo suficiente para mostrar el músculo político que tanto cacarean. El festejo en el parque Revolución de la capital del estado no llegó ni a trescientas personas.

 Los panistas deben hacer un alto en el camino y bajarle a su soberbia. Deben entender que en este proceso electoral no están solos y que necesitan de sus aliados si quieren regresar al poder. 

 Por lo pronto, ni la senadora Lupita Saldaña ni el diputado bailador Marcos Puppo (que aspira a ser candidato a senador) pueden decirse merecedores de nada en tanto no demuestren que tienen el respaldo de la ciudadanía y de los panistas. Porque sin un verdadero liderazgo, los proyectos que impulse el PAN estarán condenados al fracaso y con ello también condenarán el importante movimiento que está generando Xóchitl Gálvez. ¿Con qué cara le dirán los panistas a la coordinadora del Frente que tienen el apoyo de la gente, si no pudieron siquiera tomarse una foto decente?

 A los panistas les gana el protagonismo estéril, así que, en tanto no cuenten con un verdadero respaldo ciudadano, solo harán el ridículo en eventos masivos como el que pretendieron hacer el día de ayer en respaldo a su futura candidata presidencial. Un gallo desplumado, un evento desangelado y un intento de corazón de pena ajena. Ese es el PAN de Sal-daña y compañía. ¿Así cómo Xóchitl? 

 Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *