MICRÓPOLIS | VILIPENDIADA Y AGREDIDA | Bertoldo Velasco

Para quien esto escribe, junio es un mes para recordar siempre, sobre todo, cuando han transcurrido 46 años. Es un mes especial en mi vida, en mi trabajo, en mi PROFESIÓN. Difícil en estos tiempos cuando nuestro país, está considerado como el más peligroso del mundo para ejercer el periodismo. Pero aquí estamos, cumpliendo con nuestro trabajo, tratando como siempre de ganarnos la confianza del lector sobre el acontecer de nuestro entorno, invariablemente bajo los principios que nos rige nuestra Carta Magna.

En esta ocasión, no le dedicaré este espacio a mis 46 años de la historia que he escrito en diversos medios de comunicación donde me he desempeñado desde 1977, porque ya lo hice hace un año y no deseo aburrirlos con esa sinopsis. (https://analisisperiodisticos.com.mx/2022/06/01/micropolis-mis-45-anos-como-periodista/  )

Hoy, solo quiero decir, que a pesar de todas las vicisitudes, de todos esos obstáculos que se atravesaron en el camino, a veces con el enojo de quienes he criticado o señalado, pero también a quienes he favorecido con mis trabajos periodísticos he podido llegar a esta memorable fecha.

En estas casi cinco décadas, he conocido a una infinidad de personas a lo largo y ancho de esta hermosa tierra que es Baja California Sur. Muchos de ellos son mis Amigos, conocidos, Compañeros, y hasta Compadres y Ahijados a quienes aprecio de verdad. Por eso, como dice Catón, soy millonario, primero por tener una excelente familia y una gran cantidad de amigos, y eso, me hace millonario, porque no todo es dinero, lo fundamental, es la AMISTAD, amistad que ido sembrando día con día. Por eso no me preocupa que me digan que soy lo contrario.

En este trayecto de vida, he visto transformar esta entidad, pasando por gobernantes en una transición democrática que ha involucrado a todos los partidos políticos, cada uno con características diferentes, de pensamientos e ideas distintas según su ideología, pero desde Ángel César Mendoza Arámburo, luego Don Alberto Andrés Alvarado Aramburo, Víctor Manuel Liceaga Ruibal, Guillermo Mercado Romero, Leonel Efraín Cota Montaño, Narciso Agúndez Montaño, Marcos Covarrubias Villaseñor y Carlos Mendoza Davis, y ahora con Víctor Castro Cosío, con todos ellos traté en su momento, e igualmente conocí y hablé con Don Félix Agramont Cota, el último gobernador del Territorio. A todos ellos, informativamente los cubrí, como se dice en el argot periodístico.

Es toda una historia que pocos conocen. Por cierto, en aquellos tiempos no había telefonía celular, por consecuencia no existían las “selfies” para presumir en las redes sociales, que tampoco se tenía. Tampoco había tanto “periodista”. Había medios de comunicación impresos, radiofónicos y televisivo. No había Facebook ni you tube, ni Instagram, ni twitter. Nos alcanzó la tecnología y con ello, la telefonía celular con el cual se amplió el espectro periodístico, aunque se ha abusado de él.

Por todo eso, festejaré mis 46 años como PROFESIONAL de la INFORMACIÓN, como PERIODISTA, y lo haré con mis Amigos, con aquellos con quienes nos entendemos y comprendemos el periodismo como un servicio hacia la sociedad y de ser ese enlace necesario y más urgente ahora entre la sociedad y los gobiernos, de hacer un periodismo crítico-constructivo, pero también con todos aquellos que entienden esta Profesión.

Por eso, este mes de junio, como ha sido cada año, es especial para mí. Representa mucho, pues 46 años es casi medio siglo de grandes historias y anécdotas que he compartido con las viejas y actuales generaciones de Reporteros y un sinfín de Amigos y Amigas, pero también con quienes vendrán a sumarse a esta noble actividad. Actividad que ha sido ninguneada, vilipendiada, agredida e invadida.

A pesar de todo, nunca me he arrepentido por haber abrazado esta Profesión -aclaro, no es un oficio-, la cual he ejercido al 100 por ciento, cumplido con todos sus géneros, pues de otra manera, no podría llamarme PERIODISTA.

En toda esta trayectoria no he caminado solo, lo confirmo y lo ratifico, mi compañera de PROFESIÓN y de vida, Yolanda ha sido mi pilar y mi Musa que en los tiempos difíciles, me ha dado la fortaleza necesaria para salir adelante. Con ella he formado una Gran Familia, mis hijos, nietos.

Hoy 7 de junio que se conmemora y se festeja el Dia de la Libertad de Expresión, felicitó a todos y a todas quienes ejercen la Libertad de Prensa con dignidad, con profesionalismo, a mis Colegas de Los Cabos, de La Paz, de Comondú, de Loreto y de Mulegé.

La libertad de expresión, es un gran poder, sí, pero debe ejercerse con mucha responsabilidad.

Buen día Amigas y Amigos, espero nos puedan favorecer enviándonos sus críticas, comentarios o sugerencias al correo electrónico: bertoldovs@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *