MICRÓPOLIS / DE APAGONES Y TARIFAS CARAS / POR BERTOLDO VELASCO SILVA

MICRÓPOLIS / DE APAGONES Y TARIFAS CARAS / POR BERTOLDO VELASCO SILVA

Apagones si los ha habido. Cientos de paceños y cabeños lo pueden constatar. Que las tarifas eléctricas que cobra la Comisión Federal de Electricidad en Baja California Sur son las más altas del país, también está comprobado. Que no han hecho nada para evitar la contaminación que generan las plantas generadoras de electricidad en la entidad, por igual es cierto. Que cuando un apagón y un intempestivo corte del servicio provoca daños irreparables en los electrodomésticos de los hogares, y que la empresa responsable no cubre los daños, porque no hay autoridad alguna que la obligue, es verdad.

Simplemente el sol no se puede tapar con un dedo. Por eso, siempre es mejor hablar con la verdad, porque ésta, no se puede ocultar, tiene luz propia.

Cuántas quejas y denuncias públicas a través de los medios de comunicación se han hecho por esos factores. Cientos, quizá miles. Lo peor del caso es que cuando se dañan severamente los electrodomésticos, la empresa “de clase mundial” no reconoce culpabilidad alguna y no es capaz de reparar el daño. Tampoco es capaz de pedir una disculpa. Pueden dar fiel testimonio cientos de sudcalifornianos que pasaron por este tipo de casos. Eso, en cuanto a lo que se refiere al hogar. No se diga en los diferentes comercios; restaurantes, supermercados, y todo aquel negocio que opera con electricidad, ya sea para refrigeración o trabajos de transformación. Donde por igual, no existe reparación del daño.

Pero todo esto sucede porque en BCS contamos con un deficiente servicio de energía eléctrica provocada para una mala atención de la autoridad federal, de la dirección general de esta empresa paraestatal, por esas decisiones centralistas que antaño, ya padecemos los que esta entidad insular vivimos. No es de actualidad, lleva décadas que se le ha exigido a esa dicha empresa y hasta solicitado por los gobernantes estatales en turno mejorar al sistema eléctrico, como instalar la red eléctrica nacional mediante un cable submarino, operar plantas hidroeléctricas a base de combustibles no contaminantes. O sustituirlas por las que se generan aprovechando la luz solar o el viento. Pero allá, en el centro del país, han aplicado la política de oídos sordos.

Sin embargo, no todo está perdido y si hay buenas noticias para resolver el tema de los apagones “programados”. Por una parte, si los “tandeos” fuesen “programados”, la Comisión Federal de Electricidad avisaría a los usuarios de manera oportuna para que esten atentos a esos “tandeos” y prevenir cualquier incidente. El problema, es que no avisa, porque para cualesquier decisión o respuesta, esta tiene que provenir del centro del país, ya que localmente, los directivos tienen prohibido hablar o dar una respuesta en concreto.

Sabemos perfectamente que debido al crecimiento poblacional que ha registrado la entidad en la última década -ya superamos los 870 mil habitantes-, la empresa generadora de electricidad no estaba preparada para atender la demanda del servicio, sobre todo en la época de verano que por las altas temperaturas registradas (entre 39 y 42 grados centígrados) que es cuando se eleva considerablemente el consumo de electricidad, empiezan a tener problemas, porque no hay suficiente abasto.

¿Por qué hay esperanzas de poner freno a este deficiente servicio? Afortunadamente el gobernador Víctor Castro Cosío, quien se ha mantenido al tanto de este grave problema, ha estado en pláticas constantes no solo con el director general de la CFE sino también con el presidente López Obrador, para atender las gestiones que se les han planteado. 

Recientemente el gobernador del estado anunció el pasado 8 de agosto que la empresa CFE iniciará operaciones con dos nuevas plantas generadores de electricidad para La Paz, a partir del 15 de agosto, o sea a partir de mañana. Esto es, cómo la CFE no calculó un crecimiento de la población del cinco por ciento en esta entidad, pero al mismo tiempo fue mayor la demanda, es que hubo la necesidad de poner en operación dos unidades adicionales para la producción de electricidad, con lo cual se resolverá el tema de los apagones parciales. 

Castro Cosío dijo que el beneficio no solo fue para los paceños, también en Los Cabos comenzó a funcionar desde el 29 de julio pasado, una unidad adicional de producción de electricidad.

El Mandatario Sudcaliforniano dijo que ante la solicitud planteada a la CFE para resolver este tema, ha declarado que “la empresa ha cooperado mucho con Baja California Sur”, pero este llamado no solo fue a la empresa sino también a la población consumidora para apoyar estos esfuerzos conjuntos.

Como parte de esas gestiones ante el titular de la paraestatal, Manuel Bartlett, se confirmó el compromiso de la CFE, para llevar el servicio de electricidad a la comunidad de San Juanico, en el municipio de Comondú, en la que habrán de aplicarse 76 millones de pesos que a manera bipartita 40 % los pondrá el gobierno federal y el 60 % restante el gobierno del estado.

También puso en marcha, las acciones de electrificación de San Bernabé y Santa Catarina, en San José del Cabo, con el banderazo de colocación de la postería y así incluir a la red de energía a estas comunidades y a todos los servicios de bienestar que ello conlleva. En ambos casos, Castro Cosío reconoció la solidaridad de la CFE para llevar estas acciones y obras a dichas comunidades. En este anuncio, el gobernador sudcaliforniano recordó que uno de sus compromisos es hacer que el dinero del pueblo regrese al pueblo, “porque la lucha de nosotros no es de simulación, la lucha contra la corrupción debe darse en todos los espacios”. Luego entonces, las labores de gestión de Víctor Castro, han obtenido respuestas concretas tanto de la directiva de la empresa como del propio Ejecutivo federal. 

El Ejecutivo estatal reconoció el problema del abasto de energía eléctrica en la entidad, que aunque no es responsabilidad del gobierno del estado, porque este es un asunto federal, señaló que la entidad crece pero carece de un sistema eléctrico robusto, por lo que se debe hacer un esfuerzo extraordinario para lograrlo.

Si bien es cierto que tanto la cobertura del servicio eléctrico como las tarifas, por una parte, deficientes y por la otra, resultan ser las más caras del país, no son asuntos que pueda resolver el gobierno estatal, porque eso corresponde estrictamente al gobierno federal. Por otra parte, está la gestión que puedan realizar los legisladores federales -que poco hacen, hay sus excepciones- para exigirle a la CFE, establezca la tarifa uno y no la dos en BCS, como tramposamente lo hace la Comisión Federal de Electricidad para que los casi 100 mil o más de usuarios en el estado, paguemos más por el servicio. 

En cuanto al gobierno estatal, el mandatario ha estado haciendo la parte que le corresponde, gestionar la más pronta solución del problema en cuanto a acabar con los apagones se trata o con el tandeo en el servicio. Cosa que al parecer está fructificando, pues sabemos que más sectores de la población manifiestan ya no sufrir por estos cortes de electricidad “programados”.

Mañana martes 15 de agosto, la CFE pondrá en operación esas dos nuevas plantas generadoras de electricidad en La Paz, para poner fin a “sus tandeos” y sobre todo a los apagones. Ojalá y lo cumpla.

Buen día Amigas y Amigos, espero nos puedan favorecer enviándonos sus críticas, comentarios o sugerencias al correo electrónico: bertoldovs@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *