14 de julio de 2024

Responde UABCS a huelga de trabajadores

  • La administración universitaria invita a sus trabajadoras y trabajadores administrativos a mantener el espíritu que les ha caracterizado siempre, privilegiando la alta misión de apoyar la educación de sus estudiantes, y reconsiderar la medida tomada, toda vez que el ofrecimiento hecho antes del estallamiento de la huelga ya estaba por encima del costo real de la despensa, y el que ahora se les ofrece aún más, pues representa un 108.42% del costo de esa prestación.

En ningún momento la UABCS ha dejado de pagar ninguna de las más de veinte prestaciones económicas a que tiene derecho la base trabajadora del SUTAUABCS y que conforman el salario integrado, que representa un pago neto, para la categoría más baja de auxiliar de servicios, un poco más de tres salarios mínimos.

En febrero de este 2024, junto con el aumento de 4% al salario y prestaciones ligadas al mismo, se otorgó y pagó, en el mes de marzo, un bono por la cantidad de cuatro mil pesos (4,000.00), con recursos propios.

El día dos de mayo del presente año el Sindicato Único de Trabajadores Administrativos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (SUTAUABCS) decidió estallar una huelga por el “incumplimiento parcial” de una prestación económica, no ligada al salario, consistente en una despensa “en especie”.

De manera previa el SUTAUABCS había pedido que se pagaran las once (11) despensas a que tienen derecho sobre la cantidad de cinco mil seiscientos pesos (5,600.00). Solicitud que la institución rechazó, por no tener sustento legal ni financiero, y que generó el emplazamiento a huelga.

Ya emplazada la Universidad a huelga, y con la intervención de la autoridad laboral, se decidió integrar, de común acuerdo, la Comisión bipartita para que cotizara los 51 productos que integran la despensa, en cuatro establecimientos comerciales, dos a propuesta de cada parte.

Realizada la cotización, o estudio de mercado, se obtuvieron los precios, en cada establecimiento, para los mismos artículos.

El costo de la despensa no lo fijó la UABCS, lo fijó el precio de mercado de los artículos. La UABCS es una institución que funciona con recursos públicos, por lo que está expresamente mandatada por ley a elegir, ante un mismo artículo o servicio, el mejor precio del mercado, por lo tanto, en apego al mandato legal, y con base a la información recabada por la Comisión, se consideró el mejor precio de cada uno de los 51 artículos.

En apego puntual al mandato legal, la cantidad con la cual se pueden adquirir los 51 productos de la despensa en especie es la de cuatro mil quinientos once pesos (4,511.00).Considerando la argumentación del SUTAUABCS en el sentido de que se vive en una zona cara y que la política de contención salarial lleva más de treinta años, se ofreció pagar trescientos pesos adicionales, antes del estallamiento de la huelga, para quedar en cuatro mil ochocientos pesos (4,811.00) por cada despensa.

El día de ayer, 16 de mayo, el SUTAUABCS presentó, por escrito, una propuesta para que se pague la despensa a un valor de cuatro mil novecientos setenta y un pesos (4,971.00).

La UABCS, haciendo un esfuerzo extraordinario, que tiene efecto en la atención de otras necesidades, ofreció al SUTAUABCS, también el día de ayer, la cantidad de cuatro mil ochocientos noventa y un pesos (4,891.00).

Considerando que en diciembre de 2023 se pagó por la despensa cuatro mil ciento noventa y nueve pesos (4,199.00) significa un incremento, para este año 2024, de seiscientos noventa y dos pesos (692.00) por despensa, es decir, un aumento de 16.46%.

Para este ejercicio de 2024 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no autorizó ningún aumento a prestaciones no ligadas al salario.

Es importante destacar que la Universidad hizo el compromiso con estudiantes el año pasado, exactamente en el mes de mayo, de mejorar una serie de servicios, entre ellos el cambio total de la infraestructura de internet, que quedó obsoleta, y un sistema integral de videovigilancia, tanto para el campus La Paz, como para las extensiones de Los Cabos y Ciudad Insurgentes.

Ya se hizo el diagnóstico con apoyo de la ANUIES y se elaboraron los proyectos ejecutivos. Ahora está la fase final del estudio del mercado. Se requiere una inversión mayor a los diez millones de pesos (10,000,000), que ya ha sido gestionada favorablemente.

La UABCS requiere, con urgencia, el reemplazo de profesoras y profesores de tiempo completo. Se han jubilado más de cien profesores y sólo se han contratado 52 nuevas plazas de tiempo completo. Si se considera que de 2017 a 2024 creció de 17 a 45 carreras la oferta educativa, resulta evidente que se necesitan al menos cien plazas más.

En agosto se abrirá Enfermería y Psicología en La Paz y Los Cabos (que requieren laboratorios y equipamiento) e Ingeniería en Ciberseguridad en La Paz que también necesita equipo de punta. 

La administración universitaria expresó y expresa su total disposición al diálogo, como se ha venido practicando los últimos trece años, para buscar soluciones, con sustento legal y financiero, a las demandas del SUTAUABCS.

La administración universitaria reitera que la misión de la UABCS es servir a la sociedad sudcaliforniana ofreciendo educación de excelencia a quienes deciden seguir una carrera de nivel superior.

La UABCS reafirma su convicción de que su condición de institución pública obliga a toda su comunidad, sin excepción, a ser transparente y rendir cuentas de cara a la sociedad porque “lo público debe ser cada vez más público”.

La UABCS reafirma su convicción de que su condición de institución pública obliga a toda su comunidad, sin excepción, a ser transparente y rendir cuentas de cara a la sociedad porque “lo público debe ser cada vez más público”.

La administración universitaria invita a sus trabajadoras y trabajadores administrativos a mantener el espíritu que les ha caracterizado siempre, privilegiando la alta misión de apoyar la educación de sus estudiantes, y reconsiderar la medida tomada, toda vez que el ofrecimiento hecho antes del estallamiento de la huelga ya estaba por encima del costo real de la despensa, y el que ahora se les ofrece aún más, pues representa un 108.42% del costo de esa prestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *